accesibilidad del baño


AccAccesibilidad en el bañoesibilidad del baño

La accesibilidad del baño o cuarto de baño es uno de los lugares más peligrosos de la casa. Debe cumplir con las siguientes condiciones:

 

Debe disponer de un espacio libre donde se pueda realizar un giro de 1,20 m de diámetro para una buena accesibilidad del baño.

 

  • Ha de poder accederse frontalmente al lavabo y lateralmente a la bañera o ducha. Para acceder al WC se debe disponer de un espacio libre de una anchura mínima de 70 cm.
  • El suelo ha de ser antideslizante en seco y en mojado.
  • Ha de haber un máximo contraste de color entre suelo y paredes.
  • Los sanitarios han de estar adosados a la pared, de forma que dejen un espacio frontal suficiente para manejarse sin obstáculos.
  • La grifería debe ser monomando.
  • Se debe disponer de suficientes puntos de luz para que el usuario pueda elegir la iluminación adecuada en cada momento.
  • Accesibilidad en el baño
  • Es aconsejable que la puerta abra hacia fuera, o que sea corredera. Mejor eliminar los cerrojos interiores que imposibiliten prestar ayuda en caso de necesidad.
  • Si la persona va en silla de ruedas, el lavabo no debe tener pedestal, debe estar colocado a 80 cm del suelo y tener una altura libre bajo él de 65 cm para permitir el acceso.
  • El borde inferior del espejo ha de estar colocado a 90 cm del suelo y su borde superior como mínimo a 1,90 m.
  • El inodoro más adecuado es el que está anclado a la pared, ya que permite fijarlo a la altura idónea de la persona en concreto. En el mercado existen diversos accesorios que hacen accesible dicho elemento si ya se encuentra instalado (p.ej: accesorios que elevan el asiento). La altura idónea para cada persona se calcula midiento la distancia entre la planta del pie descalzo y la curva de la rodilla.
  • El portarrollos debe estar siempre accesible para facilitar su uso.
  • La bañera debe contar con barras de apoyo y sujeción, de forma oblicua o una vertical más otra horizontal, además de tener un asiento o banco en su interior.
  • Accesibilidad del dormitorio

    La ubicación de los puntos de uso de las instalaciones (puntos de luz, interruptores, enchufes, toma de televisión, teléfono, etc…) deben estar al alcance de la persona con discapacidad. Se debe poder realizar un giro de 1,20 m de diámetro libre de todo obstáculo frente a la puerta de acceso y frente a la cama.

    Los muebles deben disponer a lo largo de los frentes que deben ser accesibles de una franja de espacio libre de 80 cm o más.

    Posibilidades de los sistemas domóticos para la accesibilidad de la vivienda

    Actualmente, los sistemas domóticos ofrecen muchas posibilidades para mejorar la calidad de vida en el hogar de las personas con discapacidad, aunque su instalación puede ser difícil por cuestión de precio o facilidad de uso.

    Seguridad: Alarmas de intrusión, cámaras de vigilancia, alarmas personales, alarmas técnicas de incendio, detección de fugas de agua o gas, localización de fallos eléctricos, …
    Facilidades de comunicación: telefonía, acceso a Internet, red local de datos, …
    Control de automatismo: persianas y toldos, puertas y ventanas, cerraduras, riesgo, electrodomésticos, …
    Gestión de la red multimedia: captura, tratamiento, y distribución de imágenes y sonido.
    Gestión de la energía: climatización, iluminación, ahorro energético en general,…
    Movilidad personal: grúas fijas, elevadores hidráulicos, camas regulables.

  • Es aconsejable que la puerta abra hacia fuera, o que sea corredera. Mejor eliminar los cerrojos interiores que imposibiliten prestar ayuda en caso de necesidad.
    Si la persona va en silla de ruedas, el lavabo no debe tener pedestal, debe estar colocado a 80 cm del suelo y tener una altura libre bajo él de 65 cm para permitir el acceso.
    El borde inferior del espejo ha de estar colocado a 90 cm del suelo y su borde superior como mínimo a 1,90 m.
    El inodoro más adecuado es el que está anclado a la pared, ya que permite fijarlo a la altura idónea de la persona en concreto. En el mercado existen diversos accesorios que hacen accesible dicho elemento si ya se encuentra instalado (p.ej: accesorios que elevan el asiento). La altura idónea para cada persona se calcula midiento la distancia entre la planta del pie descalzo y la curva de la rodilla.
    El portarrollos debe estar siempre accesible para facilitar su uso.
    La bañera debe contar con barras de apoyo y sujeción, de forma oblicua o una vertical más otra horizontal, además de tener un asiento o banco en su interior.
    Accesibilidad del dormitorio

La ubicación de los puntos de uso de las instalaciones (puntos de luz, interruptores, enchufes, toma de televisión, teléfono, etc…) deben estar al alcance de la persona con discapacidad. Se debe poder realizar un giro de 1,20 m de diámetro libre de todo obstáculo frente a la puerta de acceso y frente a la cama.

Los muebles deben disponer a lo largo de los frentes que deben ser accesibles de una franja de espacio libre de 80 cm o más.

Posibilidades de los sistemas domóticos para la accesibilidad de la vivienda

Actualmente, los sistemas domóticos ofrecen muchas posibilidades para mejorar la calidad de vida en el hogar de las personas con discapacidad, aunque su instalación puede ser difícil por cuestión de precio o facilidad de uso.

Seguridad: Alarmas de intrusión, cámaras de vigilancia, alarmas personales, alarmas técnicas de incendio, detección de fugas de agua o gas, localización de fallos eléctricos, …
Facilidades de comunicación: telefonía, acceso a Internet, red local de datos, …
Control de automatismo: persianas y toldos, puertas y ventanas, cerraduras, riesgo, electrodomésticos, …
Gestión de la red multimedia: captura, tratamiento, y distribución de imágenes y sonido.
Gestión de la energía: climatización, iluminación, ahorro energético en general,…
Movilidad personal: grúas fijas, elevadores hidráulicos, camas regulables.

Comments are closed.